Consejos para no llevar el trabajo a casa

¿A cuántos de nosotros nos ha pasado que al terminar la jornada laboral aún nos falta mucho por hacer?  El tiempo pasa muy rápido, sobre todo si estas frente a la computadora, y a penas te das cuenta. Es la hora de salida pero te queda trabajo pendiente.

Consejos para no llevar el trabajo a casa

Esta situación parece que es parte de la normalidad hoy en día, sobre todo en los ambientes de oficina;  mucho papeleo, digitalización de documentos, cuentas, etc. Pensamos que el tiempo no nos rinde para terminar satisfactoriamente nuestras asignaciones diarias.

Al final la solución que vemos ante este inconveniente es culminar nuestras tareas en casa. Esto significa trasladar nuestra oficina hasta nuestra sala o cuarto; pero esto lejos de dejarnos una verdadera solución simplemente nos sumará un problema. ¿Por qué? Porque obligatoriamente tendremos que sacrificar parte del tiempo que le corresponde a la familia; a la pareja, o a nosotros mismos.

Puede ser que llevar trabajo a la casa nos solvente una situación puntual;  pero generalmente y esto lo dicen los expertos, esto terminará por convertirse en un muy mal hábito, inconscientemente extenderemos nuestro horario y lo único que cambiará será el lugar del trabajo.

Debemos tener presente que el trabajo y el hogar son dos aspectos de la vida que deben mantenerse a la distancia, es decir, no afectar el trabajo con nuestros problemas personales pero tampoco afectar nuestra vida personal con los problemas laborales, esto es una regla básica.

En este apartado te brindaremos algunos consejos para que puedas realizar todas tus labores en la oficina sin tener que invadir tu hogar con esas tareas y así poder disfrutar del calor de la familia sin posponer lo que realmente es importante.  Conoce los consejos para no llevar el trabajo a casa:

1# Tener una buena planificación del tiempo

Planificar nuestro tiempo es la mejor de todas las estrategias, cuando estés en la oficina, procura ordenar y priorizar tus tareas haciendo una distribución acertada del tiempo que requiere cada una; esto también significa que aquellos minutos que dedicas a conversar o para algunas trivialidades tendrás que incluirlas en la planificación o si es necesario erradicarlas de tu tiempo.

2# No permitas que te llenen de trabajo

Este punto también es crucial, ya que, muchos de nosotros permitimos una especie de explotación laboral. Cuando el patrono comienza a excederse en las peticiones y sobrecargarnos de tareas. Claramente no nos dará tiempo de culminar todo en su momento y seguramente para no quedar mal en la empresa nos llevamos las cosas pendientes.

Lo más sano será conversar respetuosamente con tus superiores y delimitar y aclarar las funciones y actividades que nos corresponde hacer diariamente.

3# Cumple con el horario de trabajo a cabalidad

Aunque parezca poco importante, cumplir el horario en la oficina, puede ser vital cuando se tiene que cumplir con las actividades. Llegar a la hora y salir justo a la hora. Puede darnos el tiempo suficiente para realizar todo lo encomendado;  pero si llegaste 40 minutos después de la hora de entrada, ya es un tiempo que está perdido y obligatoriamente tendrás que recuperar.

4# Deja el móvil durante la jornada laboral

Uno de los elementos que mas nos distrae de nuestras tareas es el teléfono celular. En el revisamos las redes sociales, correos electrónicos, mensajes de texto, whatsapp, entre otras aplicaciones. Lo mas ideal es que te separes del teléfono durante el tiempo que necesites concentrarte para lograr mayor productividad en la realización de tus asignaciones.

5# Minimiza los momentos sociales durante la jornada laboral

Este también es otro elemento que distrae y consume tiempo valioso. Reunirse entre tiempo con los compañeros de trabajo para conversar y reírse. Aunque socializar en la oficina relaja bastante;  a veces puede convertirse en una rutina que me quita tiempo para ser eficiente en mis tareas. Si deseas cumplir a cabalidad, tendrás que disminuir el tiempo que dedicas a tus reuniones sociales a fin de optimizar mejor tu tiempo para lo que realmente es importante.

Puede parecer que llevarte el trabajo de la oficina a la casa te resulta en una ventaja; ya sea porque no pudiste terminar tus laborales en la oficina o porque quieres adelantar lo que te corresponde para el día siguiente, cual sea la razón, nunca será conveniente que trabajemos en casa.

Conclusión

Debemos ser inteligentes y tratar de resolver todo durante las ocho horas que tenemos para trabajar cada día. El resto del tiempo es para invertirlo en otras áreas de nuestra vida que meritan atención y desarrollo.

El trabajo y el hogar son los dos pilares más importantes en la vida. Así que afectar uno u otro terminará menoscabando nuestra estabilidad emocional. En este caso, el hogar no debe ser el área que renuncie a costa de cumplir en el trabajo. Examínate a ver donde hay fuga de tiempo que te impide terminar tus tareas.

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies